Cómo planificar una actividad en la montaña

Si estás empezando a escalar o a patear. Si desde hace poco te has metido en este mundillo y quieres estar durante mucho tiempo, atento a las siguientes recomendaciones a la hora de planificar una actividad de montaña.

Planificación de una actividad.

  • Adapta tus metas y objetivos a tu realidad física. Tu nivel será el que marque tu reto. Sé honesto contigo mismo, no te engañes.
  • Si tienes alguna dolencia crónica que requiere de medicación o tratamiento, tienes que prever que no te falte de nada siempre que salgas a la montaña. Lleva repuesto de todo lo que necesites. ¿Y si por algún percance debes pasar más tiempo del previsto en la montaña? ¿Y si se te pierde parte de la medicación? Lleva siempre medicación de repuesto y guárdala separada del resto.
  • Si no te notas al 100%, si crees que algo no va bien. Pregunta a tu médico antes de aventurarte a salir a la montaña.
  • El botiquín de emergencia es básico. Asegúrate de llevar todo lo imprescindible. Si lo crees necesario por la dificultad o el riesgo, contrata un seguro médico que cubra cualquier percance.

Antes de iniciar la actividad.

  • Debes conocer la previsión meteorológica local. Busca varias fuentes de información y quédate con la más pesimista. 
  • Busca información y consejos sobre las actividad que vas a realizar. Contrasta varias informaciones y aplica el sentido común para quedarte con los conceptos más adecuados. Adapta la actividad que ibas a realizar a la realidad meteorológica y los plazos de tiempo. Cuando tengas claro dónde vas y cuánto va a durar, déjalo por escrito o dicho a algún conocido o familiar. No importa que sea una actividad sencilla o corta de duración, todo se puede complicar.
  • Imprescindible equipo básico: comida y bebida suficientes, ropa adecuada, equipo de emergencia, gafas de sol o ventisca cuando aplique, revisión previa del material de escalada, alpinismo o trekking, (según aplique).
  • Apunta en un papel o en el móvil los teléfonos de emergencia, servicios de rescate, etcétera. Comienza por apuntar los que se encuentren más próximos a la localidad donde realizarás la actividad.

Apunta en un papel o en el móvil los teléfonos de emergencia, servicios de rescate, etcétera.

Durante el desarrollo de la actividad.

  • Inicia la actividad de menos a más. Si estás escalando comienza calentando en vías sencillas, por debajo de tu grado real. Si estás pateando o metido en un alpinismo más exigente empieza lentamente los primeros 30 minutos del recorrido. Debes realizar un periodo de adaptación progresivo.
  • Descansa y bebe cada 2-3 horas si es posible. Mejor comer poco y beber mucho, aunque no tengas apetito ni sed. Dieta rica en hidratos de carbono, (galletas, barritas energéticas…). No consumas alcohol hasta que no hayas terminado la actividad.
  • Los niños y personas mayores disponen de menos aguante y reservas físicas que los adultos. Deben descansar más y beber con mayor frecuencia.
  • Por encima de los 2.500 – 3.000 metros y si el terreno lo permite. No aumentes la altitud dónde vas a dormir más de 300-500 metros por día. No duermas en el punto más alto alcanzado durante el mismo día. Aunque todo esto dependerá de tu preparación física y experiencia, es aconsejable seguir esta recomendación en caso de duda.

Inicia la actividad de menos a más. Si estás escalando comienza calentando en vías sencillas, por debajo de tu grado real.

Si ocurre un contratiempo.

  • En caso de que el tiempo cambie de forma inesperada, abandona la actividad. Fundamentalmente si te encuentras en cumbres altas, cimas, crestas, vías ferratas, etcétera…trata de bajar a zonas más llanas. En caso de tormenta evitar los árboles altos y los postes eléctricos. No situarse en cuevas pequeñas nni en bajo salientes rocosos.
  • No abandonar o dejar solas a las personas heridas o enfermas. Administrar tratamiento a la persona que lo necesite y protegerla del frío. En los casos en los que se requiera, pedir ayudar.
  • Si alguien no se encontrase bien en algún punto de la actividad, pensar lo más rápido posible cómo se realizará el descenso, (si aplica), o la vuelta de la actividad.
  • Si te encuentras mal en altura, tienes que dar por supuesto que estás sufriendo una de las enfermedades de altura. Esto, hasta que se pueda demostrar lo contrario. Con base a ello deberás tomar las medidas adecuadas.
  • Conoce siempre tu situación actual mediante mapa o GPS. El conocimiento de tu situación es fundamental para así poder transmitirlo en caso de necesidad. Esto acortará los tiempos de rescate y la eficiencia de los rescatadores.

En caso de que el tiempo cambie de forma inesperada, abandona la actividad.”

Fuente: http://diariomistral.com/2014/05/como-planificar-una-actividad-en-la-montana/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s