Ritmo y horarios en la montaña

Siempre se ha dicho que cuando salimos en grupo a la montaña hay que llevar el ritmo del más lento, sin embargo esto es un error.  El ritmo es el que necesita la actividad para cumplir un horario, puede que el más lento esté comprometiendo la seguridad del grupo.

El ritmo

El ritmo y los horarios en la montaña van de la mano, en este post será complicado que a todo el mundo le de un solución, pero sí me gustaría que quedaran algunos planteamientos claros, para que cada cual sea capaz de analizar lo importante y así saber diseñar una actividad.

Cuanto más peso llevamos en la mochila más lento iremos y nuestros recorridos serán más cortos, cuanto menos peso llevemos en la mochila más rápido iremos, nuestros recorridos serán más largos pero nuestra autosuficiencia puede estar comprometida por esa limitación de equipo. El peso final de la mochila determinará el ritmo del grupo, tendremos que buscar un equilibrio entre distancia de la marcha y peso de la mochila.

Antes he comentado que no hay que ir al ritmo del más lento, hay que llevar el ritmo de la marcha que hemos diseñado para realizarla dentro del horario previsto, las personas que no pueden seguir ese ritmo, tienen que darse la vuelta, la unidad del grupo no debe perderse y esta pérdida de horario puede comprometer la seguridad del resto del grupo, estas decisiones hay que tomarlas cuando la actividad es larga, el planteamiento ha de ser conocido por todos, y establecer unos puntos de control para ver que todos están entrando en el horario.

Entre el primer cuarto y el primer tercio de la actividad estarán esos puntos de control de horario, ha de tomarse la decisión de dar la vuelta a las personas que no van dentro del horario, para esto hay que hacer un verdadero análisis autocrítico y ser sincero con uno mismo, de nada vale esforzarse en este tramo de la travesía para luego no tener fuerzas justo en mitad o cuando el retorno se haga más difícil.

Llegado el punto final las personas que se han de dar la vuelta, volverán juntas, si el grupo es reducido el planteamiento será de volverse todos y no dejar solo a nadie, este tipo de decisiones antes de salir han de ser expuestas al grupo y analizadas, para una aceptación unánime.

En Alpes algunos guías comienzan la marcha a un ritmo muy superior para ver si el cliente está en condiciones físicas aptas como para realizar la actividad, esto es una costumbre que no me convence, el comienzo de la marcha ha de ser suave, para aumentarlo progresivamente hasta el ritmo optimo, los que no saben llevar un ritmo ajustado al horario no deben ponerse en cabeza, tanto si van rápido como si es lento.

Montañismo Responsable

Los horarios

En invierno es fácil justificar los horarios por la falta de luz, el sol se oculta antes y hay que terminar las actividades antes, sin embargo las recomendaciones que voy a dar son iguales para invierno y el verano, aunque tengamos más horas de luz, el calor es un elemento muy a tener en cuenta estaremos expuestos a la deshidratación y al golpe de calor en las horas centrales del día.

Hay montañeros que dicen: mañana saldremos temprano, y salen a las 8 de la mañana para una actividad de unas 10 horas, esto significan que habrán terminado a las 18:00, este programa de horas tanto en invierno como en verano está mal calculado.  Salir temprano en montaña es un concepto muy amplio :D.

Para calcular el horario correcto tenemos que terminar todas las actividades a las 14:00 o a la 15:00, el premio del fin de la actividad será un buen almuerzo, así que si contamos hacia atrás en la actividad anterior, debemos de salir a las 4:00 de la mañana, si no queremos madrugar tanto, simplemente tendremos que acortar la actividad o aumentar el ritmo, pero terminar en invierno a las 14:00 en el refugio o en el coche es ampliar nuestro margen de seguridad en la montaña, no olvidemos que en las bajadas ocurren la mayoría de los accidentes, tendremos todavía luz para imprevistos que nos hayan surgido, no tiene que ser un accidente en montaña puede ser cualquier otro contratiempo.

En verano este calculo de tiempo es igual, evitaremos las horas más cálidas, si hay que atravesar neveros, glaciares, lo haremos a horarios tempranos, en las horas centrales hay más peligros objetivos en la montaña, la radiación solar hará que nos deshidratemos antes y necesitemos llevar más peso de agua, si no es posible, evitar desplazarnos a las horas centrales del día y buscar una sombra para descansar.

En verano aunque en apariencia nos parezca más fácil, también es complejo diseñar horarios para una actividad sobre todo si no hay sombras ni agua.

Las personas que no conocen el medio de la montaña cuando preguntan sobre una ruta, preguntan sobre la longitud en kilómetros, sin embargo en montaña se habla de horas, no es lo mismo caminar durante 3 km en llano, que hacer esos 3 km con un desnivel de 1000 metros.

Dónde quedan los ultratrail, actividades nonstop etc, simplemente quedan a otro nivel, pero es bueno que los más experimentados lean este artículo para que sepan ponerse en el lugar del resto de los montañeros y sepan aconsejarles poniéndose en el lugar del otro.

En una ocasión salimos un grupo de tres para hacer una actividad a las 01 AM, después de tres horas vimos que nuestro horario no era bueno, así que a las 4:00 AM nos dimos la vuelta, a las 7:00 llegamos de nuevo al coche y a las 8:00 mientras tomábamos chocolate con churros no parábamos de reírnos de la noche tan surrealista que habíamos pasado, si hay una buena planificación darse la vuelta es menos traumático y desde luego más inteligente.

Resumiendo:

  • Buscar un equilibrio entre peso y exigencia de la marcha.
  • Ideas: en grupos establecer peso máximo de mochila, para que nadie vaya forzando, siempre hay alguien que se empeña en llevar de todo.
  • Informar sobre las horas de esfuerzo y desnivel de la ruta.
  • En actividades de más de 5 horas, establecer puntos de control de horario, si no vamos en el horario es mejor dar la vuelta, bien parte del grupo o todos.
  • La unidad del grupo ha de mantenerse, aunque posteriormente este decida dividirse en dos partes.
  • Nadie volverá sólo, menos aún si va cansado.
  • En actividades de más de 6 horas, la llegada a los vehículo o al refugio ha de estar entre las 14:00 y la 15:00 al menos en invierno.
  • En verano evitar caminar en las horas centrales, superar peligros objetivos a primera hora, cruzar neveros etc.
  • Si contratamos a un guía tendrá presentes estas cuestiones y muchas más, es interesante plantearse esta opción para un grupo sin experiencia o numeroso.

Fuente: Encorda2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s