Trucos para preparar tu mochila de montaña

Si tienes pensado acercarte al monte, te vendrán bien estos consejos de cómo preparar y qué meter en tu ‘mochila alpina’.

Es fundamental que tu mochila no sea demasiado pesada. Se trata de cargar el menor peso posible para ahorrar energías. Unos gramos de más al inicio de la marcha pueden significar kilos extra cuando estás ascendiendo. Hay que intentar llevar lo realmente necesario, y no meter cosas ‘por
si acaso?’ así que antes de llenarla, haz una lista con lo que vas a meter (así además te servirá para todas las veces que te vayas al monte, aunque con la práctica lo irás memorizando)

-Hay mochilas de diferente tamaño y capacidad según la duración de la actividad que vayas a realizar. Se miden en litros de capacidad. Tienes mochilas de expedición (55-65 litros) para salidas de 2 días o más,  mochilas de 35 l para salidas de un día y mochilas de ‘ataque’ para llevar el mínimo lastre a la cumbre.


Las mochilas de alpinismo no tienen bolsillos laterales para no entorpecer el paso por zonas comprometidas. Sin embargo, en media montaña, las mochilas de trekking resultan muy cómodas al poder meter en los bolsillos laterales objetos varios (cantimplora, crema solar/labial?). Hay también modelos concretos para mujer con ergonomía específica para su espalda y caderas.


-Un truco es clasificar el interior por ‘secciones’: la comida por un lado, la ropa por otro, etc. Meter las cosas en bolsas de plástico transparente es muy práctico: además de su función aislante, puedes ver lo que contienen de un vistazo, sin necesidad de abrirlas.


-Hay que distribuir bien la carga para que no esté desequilibrada. Coloca debajo lo último que vayas a necesitar durante la marcha, como el saco de dormir. Pegado a la espalda lo que más pese, y en la seta superior lo que necesites más a mano y las cosas más pequeñas: frontal, mapas, navaja, gafas de sol…

Lo que no se te puede olvidar


Está claro que lo que vayas a llevar cambia según la época del año, no es lo mismo una salida de un día que de varios, o salir en invierno o en verano, pero en tu ‘mochila básica’ tendrías que meter:


Ropa extra y de repuesto Imprescindible una camiseta, calcetines y ropa interior de más. Y si no la llevas puesta, la capa exterior: tanto pantalón como chaqueta. También gorro, guantes y gafas de sol.


Comida Lleva frutos secos para ir tomando durante la marcha o barritas energéticas, y además, el bocadillo de tortilla si quieres.


Cantimplora con agua y un termo con bebida caliente Fundamental en invierno, pero incluso en verano puede hacer frío en altura, y una bebida caliente reconforta y hace que entres en calor rápidamente.

Dos mecheros o cerillas ¡Siempre vienen bien!

Botiquín El único ‘por si…’ que puedes llevar.

Un reloj Si tiene altímetro, mucho mejor.

Y además, puedes descargar este documento en pdf: http://www.sportlife.es/rcs/comun/ficheros/88/preparar_mochila_monta%C3%B1a.pdf

Fuente: Sport Life

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s