¿Llevas botiquín en la montaña?

Vamos a intentar no volvernos locos, y al mismo tiempo introducir ciertas dosis de precaución en nuestra mochila. Si hace bien poco os animábamos a comprar baterías extra para móviles cuando vais a la montaña, hoy os queremos hablar de otro gran desconocido de nuestras mochilas.

Si hacemos una cuesta secreta en la que nadie quede retratado, aseguramos que más de la mitad de los encuestados reconocería que no lleva botiquín cuando sale a patear por la montaña o a escalar.

¿Para qué? Si nunca pasa nada. Y si pasa seguro que será lo peor y de eso no te salva ningún botiquín.

Mal pensado y mal hecho.

Al realizar cualquier tipo de actividad uno corre el riesgo de tener alguna lesión o contratiempo. Un botiquín con el contenido adecuado nos evitará dolores de cabeza —en sentido figurado—, innecesarios y que pueden dar al traste un estupendo día de montaña.

Cuando hablamos de montaña es más que obvio que no podemos pensar en llevar encima la UVI móvil. De ahí a no llevar nada hay un abismo. Reduciendo al máximo el contenido de nuestro botiquín y siendo muy cuidadosos con lo que llevamos, podemos componer un buen botiquín de reducido tamaño y poco peso. Se trata de realizar curas rápidas hasta localizar un puesto de socorro o recibir asistencia de emergencia allá donde nos encontremos. No se trata de disponer de un hospital de campaña.

No tenemos por qué disponer de un botiquín comprado, caro, precioso pero ineficaz. El botiquín lo podemos hacer nosotros mismos. Sí es cierto que por apenas 20,00 € o 30,00 € podemos hacernos con un buen equipo de emergencia.

¿Qué llevamos?

Bueno, digamos que hay una parte muy particular y personal y otra que debería ser común a todos los que salimos a la montaña.

  • La parte personal vendrá dada por aquellas afecciones o enfermedades que deban tener una especial atención por medio de medicinas o similar.
  • La parte común debería estar presente en todos los botiquines.

botiquín_primeros_auxilios_desplegable

Hagamos una aproximación:

Indicar que lo aquí propuesto es lo mínimo imprescindible para una práctica deportiva de nivel medio-bajo.

Medicamentos y derivados

  • Analgésicos —paracetamol, reflex, etcétera—
  • Antiinflamatorios —del tipo ibuprofeno —
  • Antiséptico —alcohol, agua oxigenada, yodo, etcétera—
  • Antidiarreicos
  • Antihistamínico —alergias—
  • Repelente de insectos
  • Amoníaco para aliviar las picaduras.

Material

  • Gasas estériles.
  • Vendas.
  • Apósitos para ampollas
  • Aguja e hilo.
  • Esparadrapo.
  • Bisturí.
  • Puntos de sutura adhesivos.
  • Guantes desechables.
  • Compresa de frío.
  • Bolsa de gel de calor.
  • Bolsa de gel energético.

Un buen botiquín de primeros auxilios, guardado en un lugar de fácil acceso, debe ser una necesidad y no una posibilidad.

Fuente: Diario Mistral

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s